Ante las constantes declaraciones y notas period铆sticas de tinte neoliberal que pretenden reducir los
medios p煤blicos a meros agentes econ贸micos sometidos al lucro y los negocios, la Coalici贸n por una
Comunicaci贸n Democr谩tica1 denuncia una campa帽a que niega la comunicaci贸n como derecho
humano y pretende clausurar o privatizar las empresas de car谩cter estatal, creadas para fortalecer el
pluralismo informativo, el federalismo y la diversidad cultural, pilares de una verdadera sociedad
democr谩tica.
Claramente expresamos, y as铆 lo manifiesta la doctrina jur铆dica en el 谩mbito interamericano
plasmada en la Ley 26.522 de Servicios de Comunicaci贸n Audiovisual, que la existencia de medios
p煤blicos de car谩cter nacional, provincial, municipal y de universidades nacionales, resulta esencial
para garantizar, junto con el mundo comunitario, cooperativo y de peque帽as empresas, la diversidad
de voces que aseguran el ejercicio del derecho a la libertad de expresi贸n.
Sin embargo, la coalici贸n opositora y las empresas infocomunicacionales dominantes en el mercado
insisten en atacar a las empresas de bandera, instalando la idea que no son rentables y considerando
la inversi贸n p煤blica en 茅stas como un d茅ficit, cuando el lucro nunca fue su cometido. En forma
sistem谩tica aluden a Radio y Televisi贸n Argentina (RTA), Contenidos P煤blicos Sociedad del Estado
y la agencia de noticias T茅lam, desinformando sobre sus fines y objetivos y desconociendo el rol
inclusivo y federal de su accionar. Ya lo hicieron con la reforma del estado en los 90, cuando
privatizaron medios para ponerlos al servicio del desmantelamiento del estado y la destrucci贸n de
servicios p煤blicos que dejaron en el desamparo a millones de argentinos. A la vista est谩n los casos de
YPF, Aerol铆neas Argentinas o las jubilaciones que dan testimonio de los descalabros que se intentan
repetir.
Los ataques planificados y simult谩neos contra la Televisi贸n y la Radio P煤blicas, contra las se帽ales
culturales, deportivas e infantiles expresadas en Paka Paka, Encuentro o DeporTV y la gesti贸n de
contenidos federales por parte de Contenidos P煤blicos S.E., as铆 como contra la agencia estatal T茅lam,
intentan condicionar las pol铆ticas p煤blicas que permiten la expresi贸n de voces divergentes con el
modelo comunicacional dominante. Nada dicen, en cambio de los cuantiosos recursos de la
publicidad oficial o prebendas regulatorias que reclaman al estado para su propio beneficio.

Cabe destacar el rol de equilibrio que juegan en Am茅rica Latina, Estados Unidos, Europa y todo el
mundo los sistemas p煤blicos de comunicaci贸n frente a la tendencia creciente, favorecida por los
procesos de concentraci贸n y convergencia, de grupos econ贸micos que pretenden digitar la totalidad
de la agenda informativa en beneficio exclusivo de sus propios intereses.
Coalici贸n por una Comunicaci贸n Democr谩tica (CCD)
10 de abril de 2023.